Tag Archives: Moon

Volcanes jóvenes en la Luna

En el año 1971, los astronautas de la nave espacial Apollo 15, en la órbita de la Luna, fotografiaron algo muy extraño. Los investigadores lo llamaron “Ina”, y parecía ser lo que quedó después de una erupción volcánica.

No hay nada extraño respecto de los volcanes en la Luna, per se. Gran parte de la antigua superficie de la Luna está cubierta por lava endurecida. Las principales características del “Hombre en la Luna”, de hecho, son viejos flujos basálticos depositados hace miles de millones de años cuando la Luna fue devastada por violentas erupciones. Lo extraño respecto de Ina era su edad.

Durante mucho tiempo, los científicos planetarios han pensado que el vulcanismo lunar llegó a su fin hace alrededor de mil millones de años, y poco ha cambiado desde entonces. Sin embargo, Ina se veía notablemente nuevo. Durante más de 30 años, Ina siguió siendo un misterio, una rareza “única” que nadie podía explicar.

Continue reading

China llega a la Luna con su nave Chang E3 tras 36 años sin alunizajes

El gigante asiático sigue avanzando en su carrera espacial. El último ingenio en tomar contacto con la superficie del satélite fue la sonda soviética Luna 24 en agosto de 1976.

La sonda no tripulada china Chang E3 aterrizó hoy en el cráter lunar Sinus Iridum (Bahía de los Arcoiris), lo que convierte al país asiático en el tercero -tras EEUU y la URSS- en lograr un aterrizaje controlado en la Luna, 37 años y cuatro meses después del anterior.

Continue reading

Se incrementa la evidencia de hielo en el cráter Shackleton

De acuerdo con datos proporcionados por el Orbitador de Reconocimiento Lunar (Lunar Reconnaissance Orbiter o LRO, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, es posible que hasta un 22 por ciento de la superficie del cráter Shackleton, en el polo sur de la Luna, esté compuesto de hielo.

El enorme cráter, llamado así en honor al explorador de la Antártida Ernest Shackleton, mide más de 3 km (dos millas) de profundidad y más de 19 km (12 millas) de ancho. El pequeño ángulo de inclinación del eje de rotación de la Luna indica que el interior de Shackleton está permanentemente oscuro y muy frío. Durante mucho tiempo, los investigadores han pensado que allí se podría estar juntando hielo.

Cuando un equipo de la NASA y científicos universitarios utilizaron el altímetro láser del LRO para examinar el suelo del cráter Shackleton, descubrieron que era más brillante que los suelos de los cráteres cercanos ubicados alrededor del polo sur. Esto coincide con la presencia de pequeñas cantidades de hielo reflectante conservado por el frío y la oscuridad. Los descubrimientos se publicaron en la edición de hoy de la revista Nature.

 

Shackleton (splash)

Esta visualización, creada usando datos proporcionados por el altímetro láser del Orbitador de Reconocimiento Lunar, ofrece una vista del cráter Shackleton localizado en el polo sur de la Luna. Reproducir video

Además de la posible evidencia de hielo, el mapa confeccionado por el grupo que se ocupó de investigar el cráter Shackleton reveló un cráter extraordinariamente conservado que ha permanecido relativamente intacto desde su formación, hace más de tres mil millones de años. El suelo del cráter se encuentra moteado con pequeños cráteres, los cuales pudieron haberse formado como parte de la colisión que creó al Shackleton.

“El interior del cráter es extremadamente escarpado”, comenta Maria Zuber, quien es la investigadora principal del equipo, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (Massachusetts Institute of Technology o MIT, por su sigla en idioma inglés), ubicado en Cambridge, Massachusetts. “No sería sencillo gatear por allí”.

Mientras que el piso del cráter era relativamente brillante, Zuber y sus colegas observaron que las paredes eran incluso más brillantes. Al principio, el hallazgo fue desconcertante. Los científicos habían pensado que si en algún sitio del cráter hubiera hielo, este estaría en el suelo, donde no penetra la luz solar directamente. Las paredes superiores del cráter Shackleton son iluminadas ocasionalmente, lo que podría evaporar cualquier hielo que se acumule.

“Las mediciones del brillo nos han estado desconcertando desde hace dos veranos”, comenta Gregory Neumann, del Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA, en Greenbelt, Maryland. Neumann es coautor del artículo.

Una teoría que ofrece el equipo para explicar el rompecabezas es que los “terremotos lunares” o “lunamotos” (movimientos sísmicos provocados por los impactos de meteoritos o por las fuerzas de las mareas de la Tierra) pudieron haber ocasionado que las paredes del Shackleton se desprendieran del suelo más viejo y oscuro, dejando así al descubierto un suelo nuevo y más brillante. El mapa de ultra-alta resolución del equipo de Zuber proporciona contundente evidencia de la existencia de hielo en el suelo y en las paredes del cráter.

“Pueden existir múltiples explicaciones para el brillo observado a través del cráter”, dice Zuber. “Por ejemplo, el material más nuevo puede estar expuesto a lo largo de sus paredes, mientras que el hielo puede estar mezclado con su suelo”.

http://ciencia.nasa.gov

Esta visualización, creada por el altímetro láser de datos del Orbitador de Reconocimiento Lunar, ofrece una vista del cráter Shackleton en el polo sur de la Luna.

Crédito NASA/Zuber, M.T. et al., Nature, 2012 – Production editor: Dr. Tony Phillips | Credit: Science@NASA

Para obtener más información sobre el LRO y el Altímetro Láser del Orbitador Lunar, visite: http://lunar.gsfc.nasa.gov.

Créditos y Contactos
Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Sol Gil
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Sol Gil

Más información

El objetivo principal inicial del LRO fue llevar a cabo investigaciones con el fin de preparar las futuras exploraciones lunares. Lanzado en junio de 2009, el LRO finalizó su misión de exploración principal y ahora se encuentra en su misión científica principal. El LRO fue construido y es administrado por el Centro Goddard. Esta investigación fue financiada por el Directorio de Exploración Humana y Operaciones de Misiones, de la NASA, y por el Directorio de Misiones Científicas, en las oficinas centrales de la entidad, en Washington.

La sonda espacial confeccionó mapas del cráter con detalles sin precedentes, usando un láser para iluminar el interior del cráter y medir su albedo o reflectancia natural. La luz del láser mide a una profundidad que se puede comparar con su longitud de onda, o aproximadamente una micra. Eso representa una millonésima parte de un metro, o menos que una diezmilésima de pulgada. El equipo también utilizó el instrumento para confeccionar mapas del relieve del terreno del cráter, tomando como base el tiempo que tomaba a la luz del láser regresar de la superficie lunar. Cuanto más tiempo tomaba, menor era la elevación del terreno.

Agua en la Luna: no cubos, sino millones de toneladas


Se trata de más de 40 cráteres de entre dos y 15 kilómetros de diámetro, en los que hay agua congelada

Los cráteres más sombríos de la Luna esconden 600 millones de toneladas de agua helada, según nuevos cálculos de la NASA. La reserva similar en capacidad a la cuenca hidrográfica del Cantábrico se encuentra en el polo norte del satélite y es inmensa comparada con la que ya halló la agencia en el polo opuesto, de unos 90 litros.

El hielo está en más de 40 cráteres de hasta 15 kilómetros de diámetro y podría abastecer de agua, combustible y oxígeno a futuras misiones espaciales “durante muchos años”, explicó a este diario Paul Spudis, investigador del Instituto Lunar y Planetario de Houston (EEUU).

 

Spudis es el investigador principal del radar Mini-SAR de la NASA, que rastreó los polos lunares a bordo del satélite indio Chandrayaan-1.

Read more Continue reading

La NASA confirma la presencia de agua en un cráter de la Luna

La agencia espacial hizo impactar el pasado mes la sonda LRO y LCROSS contra la superficie lunar para levantar una nube de materiales que han sido ahora analizados.

El conocimiento que el hombre tiene de la Luna es desde ahora un poco más preciso gracias a los trabajos desarrollados por la NASA, que ha encontrado pruebas de que en nuestro satélite hay agua. “Encontramos agua, y no un poco, sino una cantidad significativa”, aseguró Anthony Colaprete, del Centro Ames de Investigación de la NASA, en Moffett Field (California).

lcross_lunar

El hallazgo se produjo a partir del impacto el pasado 9 de octubre de la sonda LCROSS en el polo Sur de la Luna, en concreto en un cráter llamado Cabeus. El artefacto, precedido por una sección del cohete Centauro que lo propulsó, fue enviado a la superficie lunar para levantar una nube de materiales que los científicos pudieran analizar en busca de la presencia de agua helada. Los datos preliminares obtenidos del análisis de esos materiales indican que la misión descubrió agua. “Estamos muy entusiasmados”, declaró Colaprete. “La concentración y distribución de agua y de otras sustancias requieren más análisis, pero podemos decir con seguridad que Cabeus contiene agua”, añadió.

Lcross-southpole2

El lugar de la colisión, en el lado de sombra permanente del cráter, no ha recibido luz del Sol en miles de millones de años. Los científicos pudieron analizar el polvo, el vapor y las rocas levantadas por el impacto cuando estos se elevaron por encima del borde de Cabeus y absorbieron la luz. Esto permitió la medición espectrográfica -el análisis de la luz absorbida en diferentes longitudes de ondas que revela diferentes compuestos- y la captación de señales de agua bajo luz infrarroja y ultravioleta. “Vemos la prueba de la presencia de agua en dos instrumentos. Y eso es lo que nos da tanta certeza sobre nuestras conclusiones”, aseguró.

Read more Continue reading

La NASA cambia el lugar donde impactará una sonda en la Luna

Cambio de planes. La NASA ha decidido cambiar el punto exacto en la Luna donde la próxima semana impactará la sonda de detección y observación LCROSS para comenzar a buscar agua. En vez del cráter Cabeus A, la máquina se estrellará contra otro cráter situado en el polo sur selenita, denominado Cabeus, de 98 kilómetros de ancho, en el que las posibilidades de encontrar hielo parecen mayores.

lcross_lunar

En un principio, la agencia espacial seleccionó a Cabeus A como el lugar idóneo al estar en una zona que creían permanecía continuamente en sombra. Sin embargo, los científicos descubrieron que el cráter no contenía tanta cantidad de hidrógeno como parecía (la pista principal para encontrar agua) y que parte del existente recibe los rayos del Sol, por lo que el hielo, de existir, estaría desprotegido del calor.

Tras estos resultados, los investigadores se fijaron en las posibilidades de otro cráter, Cabeus, que será el punto de impacto definitivo. Los datos ofrecidos por la sonda de reconocimiento lunar LRO «muestran una gran cantidad de hidrógeno, las mayores concentraciones en el polo sur», explica el responsable del proyecto LCROSS, Anthony Colaprete, del centro de investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California.

Sobrevolar una montaña

Read more Continue reading